Definición

Se define como hipertensión arterial sistémica en un adulto que maneja cifras >140 mmHg de sistólica o >90 mmHg de diastólica; sin embargo en adultos mayores de 80 años se considera normal encontrar valores de presión sistólica <150 mmHg.

La HTA maligna está definida principalmente por el daño que podamos hallar en el fondo de ojo y no tanto por las cifras tensionales, aunque coincidentemente con cifras >200/140 mmHg se encuentran hemorragias y exudados en el fondo de ojo ya sea con o sin edema de papila.

Epidemiología

En los países desarrollados la población que tiene hipertensión arterial sistémica representa el 33% de la población en general de los cuales sólo la mitad lleva el control de su tensión arterial sistémica de forma adecuada. Es una entidad patológica que afecta en mayor medida al sexo femenino pero que en el sexo masculino es de peor pronóstico como en la raza afroamericana. Su frecuencia aumenta con la edad. Si aparece en jóvenes sin ninguna otra enfermedad que la provoque (hipertensión arterial sistémica secundaria) es de peor pronóstico.

En México, la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición arroja datos alarmantes:

“Se estima que en México 15 millones de personas padecen Hipertensión Arterial y más del 50% de los pacientes no siguen ningún tratamiento y desconocen su condición, para atacar esta enfermedad silenciosa y mortal”

Clasificación

La siguiente clasificación proviene del Joint Nacional Committee en su séptima versión (la 8° publicación no posee clasificaciones en estadios de la hipertensión arterial, sólo umbrales para el inicio del tratamiento)

CategoríaSistólicaDiastólica
Normal<120y<80
Pre Hipertensión120-139y80-90
Hipertensión E1140-159y, o90-100
Hipertensión E2>160y, o>100

La anterior clasificación tiene algunos fallos, en cierta forma son cifras propuestas arbitrariamente ya que no se han incluido ensayos con personas de presión arterial normal. Son sólo grados de evidencia E: opinión de expertos.

Por eso la ONU ha propuesto la siguente clasificación:

Grado 1Sin evidencia de daño a órganos
Grado 2Hay alguno de los siguientes signos: Fondo de ojo grado 1-2 de Keith Wagener, Hipertrofia de VI, proteinuria y/o ligero aumento de cratinina
Grado 3Fondo de ojo grados 3-4 , fallo ventricular, angina, infarto o ambos, aneurisma disecante; enfermedad vascular periférica, fallo renal, encefalopatía, AVC.

Etiología

Causas de Hipertensión Arterial Sistólica: Arterioesclerosis, aumento del volumen sistólico (insuficiencia aórtica, estados hipercinéticos de la circulación)

La hipertensión arterial sistólica aislada, que es común en adultos mayores, es de suma importancia ya que la presión sistólica es el mayor factor de riesgo cardiovascular.

La etiología de la hipertensión arterial sistémica comienza con la disfunción del endotelio vascular.

Clínica

Asintomático: lo más frecuente.

Si hay síntomas pueden deberse a la presión arterial alta como: cefalea occipital matutina, mareos, fatigabilidad, palpitaciones, impotencia. También pueden ser consecuencia de la vasculopatía: epistaxis, visión borrosa, debilidad, angina, disnea.

Tratamiento

Objetivos: como norma general cifras <140/90, pacientes con albuminuria <130/85, para mayores de 80 años cifras <150/90

No farmacológico

Ejercicio aeróbico (no isométrico). Se ha establecido que por cada 10 kg que se baje de peso equivale a la disminución de 5-20 mmHg

Dieta baja en sodio (<2 g al día)

La dieta mediterránea puede ayudar a bajar la TA de 8-14 mmHG

Consumo moderado de alcohol si no se puede evitar

Es recomendable que se trate al paciente con HAS Estadio 1 con puro tratamiento no farmacológico durante 6-12 meses y reevaluar el uso de fármacos después de este tiempo.

Farmacológico

Diuréticos

Tiacidas: Son los diuréticos usados de primera elección en la hipertensión esencial. Su efecto es evidente a los 3-4 días y su efectividad proviene de la capacidad de producir natriuresis y disminución de la precarga. A largo plazo se asocian a disminución de las resistencias vasculares periféricas. Disminuyen la excreción de calcio, lo que supone un beneficio adicional para pacientes con osteoporosis.

De asa: Poco utilizados. Reservados para pacientes con IR

Ahorradores de potasio: Se reserva para hipertensión arterial sistémica por hipermineralocorticismo

Fármacos de acción en el sistema nerviosos simpático

No son de primera elección

  • Clonidina
  • Alfa metildopa (en toxemia del embarazo)
  • Guanfacina
  • Guanabenz

Bloqueadores ganglionares: Trimetafán (en HTA maligna)

Bloqeuantes beta: Cardioselectivos (atenolol, metoprolol, betaxolol, bisoprolol, esmolol -vida media ultracorta-). No cardioselectivos (propanolol, nadolol, labetalol -también es alfabloqueante-). Se usan si existen signos de hiperdinamia circulatoria

IECAS

Los IECA inhiben la generación de un potente vasoconstrictor (angiotensina II), retrasan la degradación de un potente vasodilatador (bradicinina), alteran la producción de PGs (sobre todo el captopril) y modifican la actividad del SN adrenérgico, por todo lo cual son muy beneficiosos en el tratamiento de la HTA

Son los fármacos de elección en los pacientes hipertensos con disfunción ventricular o insuficiencia cardíaca y en los diabéticos hipertensos.

ARA: Losartán, Valsartán

Efectividad equiparable a los IECA pero no producen tos ni angioedema.

Calcioantagonistas

Causan vasodilatación periférica y coronaria (especialmente la nifedipina). Son inotrópicos negativos, sobre todo el verapamil, por lo que deben emplearse con precaución en disfunción ventricular sistólica. Las dihidropirídinas (pinos) tienen poco o nulo efecto inotropo negativo. Solamente el verapamil y diltiazem tienen acciones antíarrítmicas. Se indican en HTA leve o moderada. y sus principales efectos colaterales son taquicardia (nifedipina), rubor, alteraciones digestivas, hiperpotasemia, edemas y cefalea

Tabla de dosis. Tomado de la GPC RR

2 comentarios en “Hipertensión arterial sistémica esencial. Repaso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *