H pylori. por Medtutores

Consulta a tu médico

Helicobacter pylori (H. pylori) es una bacteria de las llamadas gramnegativas (por su apariencia al microscopio con tinción de Gram) microaerófilo y flagelado. La infección de esta bacteria es una de las causas más frecuentes de patología gastroduodenal. La infección ocurre en el estómago, en un lugar que anatómicamente se denomina antro pero que con el paso del tiempo puede ir avanzando la infección hasta partes más proximales del estómago. Produce una inflamación que persiste, denominándose así gastritis crónica. H. pylori también se ha relacionado con otras patologías como linfomas asociados a mucosas, adenocarcinomas gástricos e incluso enfermedades extradigestivas como la anemia ferropénica rebelde al tratamiento.

Factores de riesgo
La mayoría de las personas están infectadas por H. pylori (60% de la población mundial, aproximadamente), pero no todas desarrollan sintomatología. Para que un individuo desarrolle la sintomatología depende de mucho factores que pueden ser propios de la genética de la cepa de H. pylori que está infectando al individuo, así como de la genética del individuo (susceptibilidad individual) y los factores ambientales.

Síntomas

La mayoría de las personas con infección por H. pylori nunca presenta signos ni síntomas. Cuando se presentan los síntomas pueden ser los siguientes:

  • Dolor o ardor en el abdomen (pirosis)
  • Dolor abdominal «en la boca del estómago» (epigastrio)
  • Náuseas
  • Pérdida de apetito
  • Eructos frecuentes
  • Hinchazón
  • Adelgazamiento involuntario (puede indicar cáncer relacionado con H. pylori)

Diagnóstico y tratamiento


Cuando tu médico sospeche infección por H. pylori como etiología de tu enfermedad puede llevar a cabo alguna de las siguientes pruebas:
Biopsia de mucosa gástrica. Es la prueba más específica. Consiste en tomar una porción de tejido gástrico para la búsqueda de la bacteria. La muestra del tejido gástrico se toma a través de endoscopía en el que se introduce un tubo flexible y largo por la boca para llegar al estómago y duodeno.
Cultivo. Se puede considerar cuando es necesario saber que tan efectivo puede ser el tratamiento. Consiste en poner una muestra en material de laboratorio para que la bacteria comience a multiplicarse.
Test del aliento. Se busca CO2 marcado procedente del aliento tras la administración de Urea. Es la prueba no invasiva de elección.
Pruebas de sangre. Se buscan anticuerpos producidos por nuestro organismo contra la bacteria.

Tratamiento.

Las infección por H. pylori por lo general se tratan con más de un antibióticos a la vez para evitar que las bacterias se vuelvan resistentes a un determinado antibiótico. La terapia con antibióticos debe acompañarse de fármacos que inhiban la producción de ácido gástrico y protectores de la mucosa del estómago como IBP (inhibidor de la bomba de protones), antihistamínicos H2.

Bibliografía:

  • GPC México, Diagnóstico y tratamiento de la dispepsia funcional. URL: http://www.cenetec.salud.gob.mx/descargas/gpc/CatalogoMaestro/071_GPC_Dispepsiafuncional/FormatoRapidaSectorialDispepsia.pdf
  • MALLFERTHEINER P, MEGRAUD F, O’MORAIN C, BAZZOLI F, GRAHAN D, HUNT R, VAKIL N, KUIPERS EJ, the European Helicobacter Study Group (EHSG). Current concepts in the management of Helicobacter pylori infection: The Maastrich III Consensus Report. Gut. 2007.
  • ABDO JM, USCANGA LUIS. III Consenso mexicano de Helicobacter pylori. Rev Gastroenterol Méx 72(3):323-38. Jul-Sep 2007.
  • SATOH K, KIMURA K, TANIGUCHI Y et al. Distribution of inflammation and Atrophy in the Stomach of Helicobacter pylori-Positive and Negative Patients with Chronic Gastritis. Am J Gastroenterol 91:963-969. 1996.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *