Son muchas las circunstancias que pueden llevar a una mujer hasta la histerectomía (extirpación quirúrgica del útero). Desde una urgencia médica, como es el caso de atonía uterina, hasta procesos más silentes o crónicos como es el caso de procesos malignos. Y una de las preguntas que muchas mujeres se hacen en el momento en que el médico menciona que probablemente se les deba realizar histerectomía es si la función sexual se verá mermada (Ojo, que hablamos de función sexual no de función reproductora)


Te puede interesar: Ruptura prematura de membranas (resumen para profesionales)


Existen muchos estudios debido a que el tema es interesante por el gran impacto que produce una histerectomía en la mujer ya sea parcial o completa.

Video ilustrativo de histerectomía

El siguiente video es solamente ilustrativo sobre la realización de histerectomía total. No es una guía informativa.

Estudio sobre la función sexual tras histerectomía

Un reciente estudio por C. Ángel Parra publicado en la revista española Clínica e Investigación en Ginecología y Obstetricia en el que se compara la función sexual antes de la histerectomía y después de la histerectomía a un universo de 166 mujeres a través del Cuestionario de Función Sexual de la Mujer (FSM®), se determinó que tras la histerectomía, la función sexual de la mujer mejora al comparar algunas características pero permanece sin cambios en otras características preguntadas en el cuestionario. Las menores de 55 años presentan mejoría en el Deseo, en la Excitación y en la Frecuencia de la actividad sexual, y disminución de Problemas con la penetración vaginal; todo esto es ya manifiesto a los 3 meses de la intervención, sin cambios posteriores.

Causas de histerectomía

Algunas de las causas por las que se puede realizar histerectomía en una paciente se enumeran a continuación:

  • Fibromas
  • Endometriosis que no responde a tratamiento con medicinas o cirugía
  • Prolapso uterino: cuando el útero desciende hacia la vagina
  • Cáncer de útero, cuello uterino u ovarios
  • Sangrado vaginal que persiste a pesar del tratamiento
  • Dolor pélvico crónico: la cirugía puede ser un último recurso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *