La biología molecular ha avanzado a pasos agigantados, desde los inicios de la Biología Celular con Jan Swammerdam en el siglo XVII y las maravillosas descripciones de Malpighi de la anatomía humana y vegetal «microscópica». Pero le debemos a Anton van Leeuwenhoek el desarrollo de la primera herramienta para microscopía capaz de aumentar en 270 veces los objetos, hasta hoy en día el reconocimiento de las vesículas extracelulares que están en la mira de los investigadores

Desde entonces, el reconocer la disfunción celular como etiopatogenia de la enfermedad es común. Aunque la ciencia ha podido determinar exactamente cual es el punto de disfunción de esas células como por ejemplo: la presencia de oncogenes activados que potencien el desarrollo de cáncer de mama (BRCA1 y BRCA2). Pero a pesar de conocer cuál debe ser el blanco terapéutico en muchas enfermedades también hay muchas otras de las que no se conoce claramente su etiología (por lo que preferimos llamar idiopática), o que conocemos su etiología pero no se ha podido desarrollar un fármaco eficaz.

¿Qué son las vesículas?

La célula eucariota (la que conforma al ser humano) es un organismo complejo. Posee estructuras llamadas organelos y de esas estructuras algunas están formadas por bicapa de fosfolípidos tal como la propia membrana plasmática de la célula, que de hecho de ella proviene la mayoría de las veces a través de un proceso de endocitosis. Cuando la célula muere a través de la apoptosis, la membrana plasmática tiende a convertir a la célula en muchos fragmentos rodeados de plasmalema (vesículas) para que la célula se autodigiera sin dañar al medio extracelular. Sin embargo, se ha visto que la célula también puede formar vesículas que no sólo permanezcan adentro de ella, si no que esas vesículas son expulsadas al exterior durante las funciones normales de la célula, estas vesículas pueden llamarse ectosomas, microparticulas, microvesículas, exosomas y oncosomas, dependiendo de sus características o el material que contengan, por ejemplo: material genético, proteínas, metabollitos, etc.


Te puede interesar: Vacuna contra el nuevo Coronavirus. Primeras pruebas en humanos.


La mirada en las vesículas extracelulares

Algunas de las limitantes por las que no se han estudiado a profundidad estas vesículas extracelulares es que circulen en poca cantidad en el medio extracelular. Otra limitante es no poder visualizar su función específica in vivo. Sin duda estas limitantes se deben a que es aún un campo de estudio poco explorado que con el paso del tiempo ganará más interés.

Se sabe que las vesículas extracelulares están presentes en distintos fluidos corporales, desde la sangre hasta la leche materna. La función principal encontrada en estas vesículas son la comunicación intercelular; existe un interés creciente en su papel potencial como biomarcadores no invasivos para la detección y el pronóstico de la enfermedad.

Mecanismos de actuación de las vesículas extracelulares.

Algunos ejemplos de aplicación

Las vesículas extracelulares podrían intervenir en la aplicación de agentes quimioterapéuticos canalizándolos fuera de la célula o expresar moléculas que desvían los agentes quimioterapéuticos como el receptor 2 de factor de crecimiento epidérmico humano HER2 respecto al cáncer de mama.

Existe evidencia que las vesículas extracelulares son fundamentales en la comunicación de distintas células en el corazón humano. Los fibroblastos excretan vesículas, gracias a un estímulo de la angiotensina II, que contienen información que podrían potenciar la hipertrofia miocárdica.

Bibliografía

Jordi Rovira, Fritz Diekmann, Josep M. Campistol, María José Ramírez-BajoTherapeutic application of extracellular vesicles in acute and chronic renal injury Nefrología (English Edition), Volume 37, Issue 2, March–April 2017, Pages 126-137

R. Shah, T. Patel, J. E. Freedman, Circulating extracellular vesicles in human disease. New England Journal of Medicine. 379 (2018), pp. 958–966.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *