GLOMERULOPATÍAS SECUNDARIAS

DEFINICIÓN

Se centra en las glomerulopatías que son consecuencia de enfermedades sistémicas que repercuten en la fisiología del riñón por daño en los glomérulos:

1. Vasculitis: PAN, microPAN, Churg-Straus, Wegener
2. Lupus: Proteinuria en rango nefrótico con deterioro función renal
3. Artritis Reumatoide: 1º causa de Amiloidosis secundaria. Nefropatía membranosa
4. Síndrome de Sjögren: GMN Membranoproliferativa, GN Membranosa o Nefritis tubulointersticial
5. Enfermedad de Goodpasture: Síndrome Renopulmonar (Hemorragia Pulmonar y Nefritis)
6. Nefropatía Diabética: ver tema.
7. Síndrome de Alport: Defecto del gen que codifica colágeno IV, componente de las membranas basales del glomérulo.
8. Amiloidosis: depósito afecta glomérulos e intersticio.
9. Mieloma

BIOPSIA

La biopsia renal es fundamental para establecer la causa de la mayoría de las glomerulopatías secundarias. En función de la presentación sindrómica se podrían establecer las siguientes generalidades:

Hematuria Aislada: en general no es preciso, dado que la mayoría de ellas tienen buen pronóstico.
Proteinuria Aislada: En general no es preciso por debajo de 500 mg/dl, se recomienda por encima de 500 mg/dl o diagnóstico de lupus. Por encima de 1g/dl en general, salvo enfermedad sistémica no inflamatoria conocida que lo justifique.
Síndrome Nefrótico: No requiere biopsia en el niño (causa fundamental de GMN de Cambios Mínimos). En adulto no requiere, salvo que haya DM o IRC conocidas con curso compatible.
Síndrome Nefrítico: En niño suele ser GMN Postestreptocócica y de confirmarse ésta no precisa biopsia (solo si mala evolución). En adulto suele deberse a enfermedad inflamatoria sistémica y es indicación de biopsia para confirmar causa y pronóstico.
Falla Renal Aguda: no suele necesitarse biopsia, solo si no hay explicación de la falla.
IRC: No suele necesitarse biopsia, rara vez la causa es única y tratable.

CONTRAINDICACIONES BIOPSIA

  • Riesgo de sangrado: HTA mal controlada, anemia grave, anticoagulantes
  • Dificultad para la punción: Riñones pequeños, quistes renales, ascitis, hidronefrosis, no colaborador
  • Riesgo de infección: Infección renal o perirrenal, infección cutánea del trayecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *