REANIMACIÓN NEONATAL

última revisión 14/06/2021

DEFINICIÓN

Son las habilidades cognitivas, técnicas y de trabajo en equipo que se aplican para reanimar y estabilizar a los recién nacidos. Si bien, la mayoría de los recién nacidos realizan la transición cardiorrespiratoria a la vida extrauterina sin intervención, muchos necesitarán asistencia para comenzar a respirar y algunos pocos necesitarán una intervención importante.

1. Ventilación con Presión Positiva (VPP): 4 – 10% de RN término y prematuros tardíos.
2. Compresiones torácicas o medicamentos: 1 – 3 de cada 1,000

Debido a que la necesidad de asistencia no siempre se puede predecir, los equipos deben estar preparados para proporcionar estas intervenciones que salvan vidas de manera rápida y eficaz en TODOS los partos.

FISIOLOGÍA

RESPIRACIÓN Y CIRCULACIÓN FETAL

Previo al nacimiento, los pulmones fetales no participan en el intercambio gaseoso.

La totalidad del oxígeno que utiliza el feto es suministrada por la madre por difusión simple a través de la placenta.

El CO2 producido durante el metabolismo del feto es transportado a través de la placenta y eliminado por los pulmones de la madre. Los pulmones fetales se expanden en el útero, pero los sacos aéreos (alvéolos) potenciales están LLENOS DE LÍQUIDO EN LUGAR DE AIRE.

Los vasos pulmonares que transportarán la sangre a los alvéolos luego del nacimiento están muy contraídos y muy poca sangre fluye en ellos. En la placenta, el oxígeno proveniente de la sangre de la madre se difunde hacia los vasos sanguíneos adyacentes al feto. La sangre oxigenada del feto deja la placenta mediante la vena umbilical.

Esta vena viaja hacia el hígado, se une a la vena cava inferior e ingresa al lado derecho del corazón. Debido a que los vasos pulmonares están contraídos, solo una pequeña parte de la sangre que ingresa al lado derecho del corazón viaja a los pulmones del feto.

En cambio, la mayor parte de la sangre evita los pulmones, crucen al lado izquierdo del corazón a través de una abertura en la pared auricular (persistencia del agujero oval) o fluyendo desde la arteria pulmonar directamente hacia la aorta a través del conducto arterioso.

La sangre en la aorta suministra oxígeno y nutrientes a todos los órganos del feto; la más altamente oxigenada fluye hacia el cerebro y el corazón.

Parte de la sangre de la aorta vuelve a la placenta a través de las 2 arterias umbilicales para liberar CO2, recibir más oxígeno y comenzar nuevamente el trayecto circulatorio. Cuando la sangre sigue este trayecto y evita los pulmones, se denomina derivación de derecha a izquierda.

CIRCULACIÓN TRANSICIONAL

Se producen una serie de cambios fisiológicos luego del parto que culminan en una transición exitosa de la circulación fetal a la neonatal.

Cuando el bebé respira y se aplican las pinzas al cordón umbilical, el recién nacido utiliza sus pulmones para el intercambio gaseoso.

El liquido de los alvéolos se absorbe rápidamente y los pulmones se llenan de aire. Los vasos sanguíneos pulmonares previamente contraídos comienzan a dilatarse para que la sangre pueda llegar a los alvéolos, donde se absorberá el oxígeno y se eliminará el CO2.

El llanto inicial y las respiraciones profundas del bebé ayudan a mover el líquido de las vías aéreas.

En la mayoría de las circunstancias, la distensión con aire de los pulmones proporciona suficiente oxígeno (21%) para iniciar la relajación de los vasos sanguíneos pulmonares.

A medida que aumentan los niveles de oxígeno, el conducto arterioso comienza a estrecharse. La sangre desviada previamente a través del agujero oval y del conducto arterioso ahora fluye desde el lado derecho del corazón hacia los pulmones y la “derivación de derecha a izquierda” del feto se resuelve gradualmente.

La sangre oxigenada que vuelve de los pulmones del bebé viaja hasta el lado izquierdo del corazón y se bombea a través de la aorta hacia los tejidos en todo el cuerpo.

TRANSICIÓN ANORMAL

Si hay una interrupción de la función placentaria o la respiración neonatal, el intercambio gaseoso entre los tejidos disminuye y las arteriolas en los intestinos, riñones, músculos y piel podrían estrecharse.

Un reflejo de supervivencia mantiene o aumenta el flujo sanguíneo al corazón y al cerebro. Esta redistribución del flujo sanguíneo ayuda a conservar la función de estos órganos vitales.

Si continúa el intercambio gaseoso inadecuado, el corazón comienza a fallar y el flujo sanguíneo a todos los órganos disminuye.

La falta de perfusión sanguínea y oxigenación tisular adecuadas interfiere con la función celular y podría provocar daño a los órganos.

PASOS DE LA REANIMACIÓN NEONATAL

EPIDEMIOLOGÍA

La cuidadosa consideración de estos factores de riesgo lo ayudar a identificar el personal correcto para atender el parto. Si bien prestar atención a estos factores de riesgo es útil e identificar a la mayoría de los recién nacidos que requirieron reanimación luego del parto, algunos recién nacidos sin factores de riesgo aparentes requerirá reanimación.

FACTORES DE RIESGO PREVIO AL PARTO

• Edad de gestación menor a las 36 0/7 semanas
• Edad de gestación mayor o igual a 41 0/7 semanas
Preeclampsia o eclampsia
• Hipertensión materna
Embarazo múltiple
Anemia fetal
Polihidramnios
• Oligohidramnios
• Hidropesía fetal
• Macrosomía fetal
• Restricción del crecimiento intrauterino
• Malformación o anomalías fetales significativas
• Sin atención prenatal

FACTORES DE RIESGO DURANTE EL PARTO

• Parto por cesárea de emergencia
• Parto asistido con fórceps o ventosas
• Presentación de nalgas u otra presentación anormal
• Patrón de frecuencia cardíaca fetal categoría II o III
• Anestesia general en la madre
• Terapia materna con magnesio
Desprendimiento de placenta.
• Hemorragia durante el parto
Corioamnioitis
• Administración de narcóticos a la madre dentro de las 4 horas previas al parto
Distocia de hombros
• Líquido amniótico teñido con meconio
• Cordón umbilical prolapsado

PREGUNTAS A REALIZAR ANTES DE TODOS LOS PARTOS

  • 1. ¿Cuál es la edad gestacional esperada?
  • 2. ¿El líquido amniótico es claro?
  • 3. ¿Cuántos bebés se esperan?
  • 4. ¿Hay algún factor de riesgo adicional?

Dependiendo de la respuesta a estas preguntas se determinará el personal y el equipo necesarios para la atención del parto

PERSONAL PRESENTE EN EL PARTO

En todos los partos Al menos 1 individup capacitado en los primeros pasos de la atención del RN y VPP
Partos con FACTORES DE RIESGO Al menos 2 personas CAPACITADAS para tratar únicamente al RN
Parto de alto riesgo (extremo prematuro, cordón colapsado) Reanimación compleja Probablemente se requieran 4 personas scapacitadas.
Suficientes para VPP, intubar, compresiones toracicas, acceso vascular de emergencia, preparar medicamentos

Si el líder está realizando un procedimiento que ocupa su atención, es adecuado transferir el rol de líder a
otro miembro calificado del equipo de reanimación.

VALORACIÓN INICIAL

EVALUAR CON 3 PREGUNTAS:

¿ES DE TÉRMINO?¿TIENE BUEN TONO?¿RESPIRA O LLORA?

1. ¿Parece ser un bebé a término?

Determinar si la apariencia del bebé coincide con la edad de gestación esperada. En algunas situaciones, la edad de gestación del bebé no se conoce antes del nacimiento.
Si el bebé parece ser un bebé a término, proceda con la siguiente pregunta de la evaluación. Si el bebé parece ser un bebé prematuro (menos de 37 semanas de gestación), lleve al bebé al calentador radiante para los pasos iniciales.

2. ¿El bebé presenta buen tono muscular?

Observar rápidamente el tono muscular del bebé. Los bebés sanos nacidos a término deben ser activos y tener extremidades flexionadas. Los recién nacidos que requieren intervención pueden tener las extremidades extendidas y flácidas.

3. ¿El bebé respira o llora?

Un llanto vigoroso es un claro indicador de esfuerzo respiratorio fuerte. Si el bebé no está llorando, observe el esfuerzo respiratorio en el pecho del bebé.
No confundir un bebé con respiración entrecortada. La respiración entrecortada es una serie de inspiraciones profundas, individuales sucesivas que ocurren en el contexto de un grave deterioro del intercambio gaseoso.
Un bebé con respiración entrecortada requiere intervención y debe ser llevado al calentador radiante.

PASOS INICIales

1. Proporcionar calor
2. Colocar la cabeza y cuello en posición
3. Eliminar secreciones (si es necesario)
4. Secar
5. Estimular

Los pasos iniciales incluyen proporcionar calor, colocar la cabeza y el cuello de modo que las vías aéreas estén abiertas, despejar las secreciones de las vías aéreas si fuera necesario, secar y proporcionar una suave estimulación táctil.

Se pueden iniciar estos pasos durante el intervalo entre el parto y el pinzamiento del cordón umbilical y deben completarse en un lapso de aproximadamente 30 segundos después del parto.

ESCENARIO 1: RECIÉN NACIDO A TÉRMINO VIGOROSO

Si las respuestas a las 3 preguntas de evaluación rápida son “Sí’ (el bebé nació a término, tiene buen tono muscular y está respirando o llorando), el bebé puede permanecer con su madre y los pasos iniciales se pueden realizar sobre el pecho o el abdomen de la madre.

ESCENARIO 2: RECIÉN NACIDO NO VIGOROSO Y PREMATURO

Si la respuesta a cualquiera de las preguntas de la evaluación inicial es “No”, el bebé debe ser llevado a un calentador radiante porque quizás requiera intervenciones adicionales.

DEBEN DURAR 30 SEGUNDOS

PROPROCIONAR CALOR

El bebé debe colocarse bajo un calentador radiante para que el equipo de reanimación pueda acceder a él fácilmente sin causar excesiva pérdida de calor.

COLOCAR CABEZA Y CUELLO PARA ABRIR VÍA AÉREA

El bebé debe colocarse boca arriba (decúbito supino), con la cabeza y el cuello en posición neutral o ligeramente extendidos en la posición de “olfateo del aire mañanero. Esta posición abre las vías áreas y permite la entrada de aire sin restricciones.

ELIMINAR SECRECIONES SI FUERA NECESARIO

Elimine las secreciones de las vías aéreas si el bebé no está respirando, tiene respiración entrecortada, exhibe un tono pobre, si las secreciones están obstruyendo las vías aéreas, si el bebé tiene dificultad para eliminar sus secreciones, si hay líquido teñido con meconio o si prevé iniciar ventilación a presión positiva (VPP).

Las secreciones se pueden aspirar de las vías aéreas altas succionando suavemente con una pera de goma. Si el recién nacido tiene secreciones copiosas en la boca, póngale la cabeza hacia un lado. Esto permitirá que las secreciones se junten en la mejilla, de donde podrán aspirarse.

Succionar la boca antes que la nariz para asegurarse de que no haya nada que el recién nacido pueda aspirar en caso de que boquee cuando le succione la nariz.

Mnemotecnia: recordar que la boca va antes que la nariz pensando en que la “B” está antes que la “N” en el abecedario.

SECAR

La piel mojada aumenta la pérdida de calor por evaporación. Coloque al bebé sobre una toalla o manta cálida y seque suavemente todo el líquido.

Si la primera toalla se moja, deséchela y utilice nuevas toallas o mantas cálidas para continuar secando.

Si hay 2 personas presentes, la segunda persona puede secar al bebé mientras la primera lo coloca en posición y despeja las vías aéreas.

ESTIMULAR

Con frecuencia, colocar al bebé en la posición correcta, eliminar las secreciones si fuera necesario y secar al bebé proporcionarán la estimulación suficiente para que empiece a respirar.

Si el recién nacido no tiene respiraciones adecuadas, una breve estimulación táctil adicional puede estimular la respiración. Frote suavemente la espalda, el tronco o las extremidades del recién nacido.

La estimulación demasiado enérgica no es útil y puede provocar lesiones. Nunca sacuda a un bebé.

EVALUACIÓN A LOS PASOS INICIALES

Evalúe las respiraciones y la frecuencia cardíaca del recién nacido para determinar si el bebé está respondiendo a los pasos iniciales.

Esto no debe tardar más que unos 30 segundos adicionales. Si el recién nacido no tiene respiraciones espontáneas adecuadas y una frecuencia cardíaca de 100 lpm o más en un transcurso de 1 minuto a partir del parto, debe comenzar con la VPP.

LA VENTILACIÓN DE LOS PULMONES DEL BEBÉ ES LA MEDIDA MÁS IMPORTANTE Y EFICAZ DURANTE LA REANIMACIÓN NEONATAL

RESPIRACIONES

Evaluar si el bebé llora o respira.

La respiración entrecortada no es eficaz y el tratamiento es el mismo que para la apnea. Se debe evaluar la frecuencia cardíaca del bebé mientras se inicia la VPP.

FRECUENCIA CARDIACA

  • Si el bebé respira de forma eficaz, la frecuencia cardíaca debe ser de al menos 100 lpm.

Su evaluación inicial de la frecuencia cardíaca se realizará usando un estetoscopio. La auscultación a lo largo del lado izquierdo del pecho es el método de examen físico más exacto para determinar la frecuencia cardíaca de un recién nacido.

Aunque las pulsaciones se pueden sentir en la base del cordón umbilical, la palpación es un método menos exacto y puede subestimar la verdadera frecuencia cardíaca (Método Alternativo).

Estimar la frecuencia cardíaca contando el número de latidos en 6 segundos y multiplicándolo por 10. Por ejemplo: Si escucha durante 6 segundos y oye 12 latidos, la frecuencia cardíaca es de 120 lpm.

CIANOSIS PERSISTENTE

El término cianosis describe la piel o membranas mucosas con un tono azulado causado por la mala oxigenación de la sangre. La cianosis limitada a las manos y pies (acrocianosis) es habitual en el recién nacido y no indica mala oxigenación.

La baja saturación de oxígeno que causa que los labios, la lengua y el torso del bebé se vean azules se llama cianosis central. Los bebés sanos pueden tener cianosis central durante varios minutos después de nacimiento.

OXIMETRÍA DE PULSO

  • Cuando se prevé la necesidad de reanimación
  • Para confirmar su percepción de cianosis central persistente
  • Cuando se administra oxígeno suplementario
  • Cuando se requiere ventilación a presión positiva

    Si el RN presenta >100 lpm pero se ve continuamente cianótico.

SPO2 Objetivo

• 1 min -> 60 – 65 %
• 2 min -> 65 – 70%
• 3 min -> 70 – 75%
• 4 min -> 75 – 80%
• 5 min -> 80 – 85%
• 10 min -> 85 – 95%

OXÍGENO SUPLEMENTARIO

El oxígeno suplementario se usa cuando la lectura del oxímetro se mantiene por debajo del rango objetivo para la edad del bebé. Se puede administrar oxígeno de flujo libre a un bebé que respira espontáneamente sosteniendo una tubuladura de oxígeno cerca de la boca y la nariz del bebé. El oxígeno a flujo libre no es eficaz si el recién nacido no respira.

CPAP

Significa (presión positiva continua en las vías respiratorias); la CPAP es un método de apoyo respiratorio que usa una baja presión de gas continua para mantener abiertos los pulmones de un bebé que respira espontáneamente.

La CPAP puede ser útil si las vías aéreas están abiertas pero el bebé muestra signos de respirar con dificultad o presenta baja saturación de oxígeno persistente.

Solo debe tenerse en cuenta la CPAP en la sala de parto si el bebé respira y su frecuencia cardíaca es de al menos 100 lpm.

PRESENCIA DE MECONIO EN LA REANIMACIÓN

La presencia de líquido amniótico teñido con meconio puede indicar sufrimiento fetal y aumenta el riesgo de que el bebé requiera reanimación luego del parto.

LÍQUIDO TEÑIDO CON MECONIO Y UN RECIÉN NACIDO VIGOROSO

Si el bebé es vigoroso y presenta buen esfuerzo respiratorio y tono muscular, puede permanecer con la madre para recibir los pasos iniciales de la atención del recién nacido.

Simplemente utilice una pera de goma para eliminar las secreciones teñidas con meconio de la boca y la nariz.

LÍQUIDO TEÑIDO CON MECONIO Y UN RECIÉN NACIDO NO VIGOROSO

1.- Si un recién nacido nace a través de un líquido amniótico teñido con meconio y presenta respiraciones deprimidas o tono muscular pobre:
* Llevar al recién nacido al calentador radiante y realizar los pasos iniciales de la atención del recién nacido normales.
* Utilizar una pera de goma para eliminar las secreciones de la boca y la nariz.

2.- Si el bebé no respira o su frecuencia cardíaca es menor a 100 lpm después de completarse los pasos iniciales:
* Proceder con la VPP.

No se recomienda la intubación de rutina para la succión traqueal.

CAMBIO CON RESPECTO A LA REANIMACIÓN EN EDICIONES PREVIAS

En ediciones anteriores de la Reanimación Neonatal se recomendaba la intubación traqueal y succión de rutina inmediatamente después del parto en un esfuerzo por reducir la posibilidad de desarrollar el síndrome de aspiración de meconio; sin embargo, no hay evidencia suficiente para continuar recomendando esta práctica.

Antes, el Programa de Reanimación Neonatal recomendaba la intubación traqueal y succión de rutina para los bebés no vigorosos que nacen a través líquido amniótico teñido con meconio. ¿Por qué esto ya no se recomienda?

La recomendación anterior se basó principalmente en pequeños estudios que no utilizaron métodos aceptados en la actualidad para asignar a los bebés aleatoriamente a diferentes opciones de tratamiento.

Como resultado, las conclusiones de estos resultados están sometidas a parcialidad y la fortaleza de la evidencia se considera muy débil.

VENTILACIÓN CON PRESIÓN POSITIVA

El único paso más importante y eficaz en la reanimación neonatal es la VENTILACIÓN DE LOS PULMONES del recién nacido.

Si el bebé no ha respondido a los pasos iniciales dentro del primer minuto de vida, no es adecuado seguir proporcionando solamente estimulación táctil.

  • Comience la VPP si el bebé no respira (apnea) O si el bebé tiene respiración entrecortada.
  • Comenzar la VPP si el bebé parece respirar, pero la frecuencia cardíaca es menor a 100 lpm.
  • Pedir ayuda adicional inmediata si es el único profesional en el calentador radiante.

INDICACIONES PARA VPP

* Apnea
* Respiración entrecortada
* Frecuencia Cardiaca < 100 lpm
* Saturación de Oxígeno por debajo del rango a pesar de Oxígeno o CPAP

FRECUENCIA DE VENTILACIÓN

Cuente en voz alta para ayudar a mantener la frecuencia correcta. Use el ritmo, “Ventila, dos, tres; Ventila, dos, tres; Ventila, dos, tres”. Diga “ventila” mientras aprieta la bolsa u ocluye el tapón del reanimador con pieza en T, y suelte mientras dice “dos, tres

PRESIÓN DE LA VENTILACIÓN

Comience con una PIP de entre 20 y 25 cm de H20 . Los bebés nacidos a término pueden necesitar una presión inspiratoria mayor para que las primeras respiraciones insuflen sus pulmones (30 a 40 cm H20).

Luego de Las respiraciones iniciales que insuflan, tal vez pueda disminuir la presión inspiratoria.

EVALUACIÓN DE VPP

El indicador más importante de una VPP exitosa es el aumento de la frecuencia cardíaca.

PRIMERA EVALUACIÓN A LOS 15 SEGUNDOS DE VPP

Escenario 1: LA FRECUENCIA CARDÍACA ESTÁ AUMENTANDO.

Si la frecuencia cardíaca del bebé está aumentando, el ayudante debe anunciar “La frecuencia cardíaca está aumentando”. Continúe la VPP y realice su segunda evaluación de la frecuencia cardíaca del bebé luego de 15 segundos más.

Escenario 2: LA FRECUENCIA CARDÍACA NO ESTÁ AUMENTANDO.

Si la frecuencia cardíaca del bebé NO está aumentando, el ayudante debe anunciarlo Verifique los movimientos del pecho con las respiraciones asistidas, informe los descubrimientos y revisar pasos correctivos.

Escenario 3: LA FRECUENCIA CARDÍACA NO ESTÁ AUMENTANDO; EL PECHO SÍ SE ESTÁ MOVIENDO.

Anuncie “El pecho SÍ se está moviendo”. Continuar la VPP que mueve al pecho. Realice su segunda evaluación de la frecuencia cardíaca del bebé luego de 15 segundos más a partir de la VPP que mueve el pecho.

Escenario 4: La frecuencia cardíaca no está aumentando; el pecho NO se está moviendo.

Anuncie “El pecho NO se está moviendo”. Las ventilaciones no están insuflando los pulmones. Realizar los pasos correctivos de ventilación hasta que logre el movimiento del pecho con la ventilación.

PASOS CORRECTIVOS DE VPP

VÍAS AÉREAS ALTERNATIVAS

INTUBACIÓN ENDOTRAQUEAL

Los tubos endotraqueales son tubos delgados que se introducen a través de la glotis, entre las cuerdas vocales y se hacen avanzar en la tráquea. Aunque se ha descrito la intubación digital utilizando solamente el dedo del operador, la intubación endotraqueal normalmente requiere el uso de un instrumento con iluminación (laringoscopio, para visualizar la laringe y guiar la colocación del tubo entre las cuerdas vocales.

MÁSCARA LARÍNGEA

Una máscara laríngea es una máscara pequeña conectada a un tubo de ventilación que se introduce en la boca y se hace avanzar hasta que la máscara cubre la glotis.

Se hace avanzar un tubo endotraqueal a través de la glotis, pero la máscara laríngea permanece por encima de la glotis, por lo que la máscara laríngea es llamada un dispositivo supraglótico de ventilación. La máscara laríngea es una alternativa eficaz cuando los intentos de ventilación con máscara facial e intubación no son exitosos.

La colocación de una máscara facial no requiere la visualización de la laringe o el uso de un instrumento de inserción. Su uso en recién nacidos prematuros es limitado, en parte porque el tamaño disponible más pequeño puede ser demasiado grande para los recién nacidos más pequeños.

INDICACIONES

  • Si VPP con máscara facial no da resultado una mejoría clínica.
  • Si VPP dura más de algunos minutos, una vía aérea alterna mejora la eficacia de la ventilación.
  • Si se necesitan compresiones torácicas, un tubo endotraqueal maximiza la eficacia de cada respiración con presión positiva y le permite al compresor proporcionar compresiones desde la cabecera de la cama.

Los pasos de intubación deben completarse en un lapso de aproximadamente 30 segundos. El bebé no está recibiendo ventilación durante el procedimiento, de modo que es esencial accionar rápido.

Si los signos vitales del bebé empeoran durante el procedimiento Confirmar que está en la tráquea con la detección de C 0 2 exhalado y un aumento rápido de la frecuencia cardíaca.

PROFUNDIDAD DE LA INTUBACIÓN

El objetivo es colocar la punta del tubo endotraqueal en la porción media de la tráquea. Esto generalmente requiere que se introduzca el tubo de modo que la punta se encuentre solamente 1 a 2 centímetros por debajo de las cuerdas vocales. Es importante no introducir el tubo demasiado para que la punta toque la carina o ingrese en un bronquio principal.

MÉTODO DNT

El método de DNT utiliza un cálculo basado en la distancia (cm) desde el tabique nasal del bebé al trago de la oreja. Usar una cinta métrica para medir la DNT.

La profundidad de inserción estimada (cm) es de DNT + 1 cm.

MÉTODO EDAD – PESO

COMPRESIONES TORÁCICAS

Los bebés que no responden a la ventilación efectiva probablemente tengan muy bajos niveles de oxígeno en sangre, una acidosis importante y un flujo de sangre insuficiente en las arterias coronarias. Como resultado, la función del músculo cardíaco se encuentra gravemente deprimida.

Es fundamental mejorar el flujo de sangre de las arterias coronarias para restaurar la función del corazón. El corazón se encuentra en el tórax, entre el tercio inferior del esternón y la columna vertebral. Presionar el esternón rítmicamente comprime el corazón contra la columna, empuja la sangre hacia adelante y aumenta la presión arterial diastólica en la aorta.

Cuando se libera la presión en el esternón, el corazón se vuelve a llenar de sangre y la sangre fluye hacia las arterias coronarias. Al comprimir el pecho y ventilar los pulmones, usted ayuda a restaurar el flujo de sangre oxigenada al músculo cardíaco.

INDICACIONES

Si la frecuencia cardíaca del bebé sigue siendo menor de 60 lpm luego de al menos 30 segundos de VPP que insufla los pulmones, evidenciado con el movimiento del pecho con ventilación.

En la mayoría de los casos, debería haber dado al menos 30 segundos de ventilación a través de un tubo endotraqueal o una máscara laríngea correctamente introducidos.

TÉCNICA

Cuando se inician las compresiones torácicas, puede pararse al costado del calentador. Uno de los miembros de su equipo de reanimación, parado en la cabecera de la cama, proporcionará ventilaciones coordinadas a través de un tubo endotraqueal.

Si se requieren compresiones torácicas, hay una alta probabilidad de que se necesite introducir un catéter venoso umbilical de emergencia para el acceso intravascular.

Una vez que la intubación se complete y el tubo esté asegurado, la persona que realiza las compresiones debe pasar a la cabecera de la cama mientras la persona que está operando el dispositivo de VPP pasa al costado.

La concentración de Oxígeno debe estar al 100%.

COLOCACIÓN DE MANOS

Durante las compresiones torácicas, la presión se debe aplicar en el tercio inferior del esternón.

Coloque sus pulgares sobre el esternón justo debajo de una línea imaginaria que conecta los pezones del bebé.

Sus dedos pulgares deben colocarse en el centro del esternón, ya sea uno al lado del otro o uno sobre el otro.

No coloque sus pulgares sobre las costillas o el xifoides. El xifoides es la pequeña y puntiaguda proyección donde se encuentran las costillas inferiores en la línea media.

PROFUNDIDAD

Se presiona el esternón hacia abajo para comprimir el corazón entre el esternón y la columna, la profundidad aproximada es de 1/3 del diámetro anteroposterior.

No se debe apretar el tórax con las manos que lo están rodeando.

Dejar que el tórax se expanda completamente levantando sus pulgares lo suficiente, durante la fase de liberación, para permitir que el pecho se expanda; sin embargo, no levante sus pulgares completamente del pecho entre las compresiones.

FRECUENCIA

La frecuencia de compresión es de 90 compresiones por minuto. Para alcanzar esta frecuencia, proporcionará tres compresiones rápidas y 1 ventilación durante cada ciclo de 2 segundos.

COORDINACIÓN

Para ayudar en la coordinación, la persona que realiza las compresiones debe contar el ritmo en voz alta.

El objetivo es proporcionar 90 compresiones por minuto y 30 ventilaciones por minuto (90 + 30 = 120 “eventos” por minuto).

“Uno-y-dos-y-tres-y-ventila-y; Uno-y-dos-y-tres-y-ventila-y; Uno-y-dos-y-tres-y-ventila-y…”.

EVALUACIÓN DE LAS COMPRESIONES

Esperar 60 segundos después de comenzar las compresiones torácicas y la ventilación coordinadas antes de pausar brevemente para volver a evaluar la frecuencia cardíaca.

El método preferido para evaluar la FC durante las compresiones torácicas es el uso del monitor cardíaco electrónico (ECG). Se puede evaluar la FC mediante la escucha con un estetoscopio o el uso de un oxímetro de pulso. Hay limitaciones para cada uno de estos métodos.

FINALIZAR LAS COMPRESIONES

  • Cuando la frecuencia cardíaca sea >60 lpm
  • Una vez que se suspendan las compresiones, vuelva a administrar VPP a una frecuencia más rápida de 40 a 60 respiraciones por minuto.

ADRENALINA

La adrenalina es un estimulante cardíaco y vascular. Causa la constricción de los vasos sanguíneos fuera del corazón, lo cual aumenta el flujo sanguíneo en las arterias coronarias. La sangre que fluye en las arterias coronarias transporta el oxígeno requerido para restablecer la función cardíaca. Además, la adrenalina aumenta la frecuencia y la fuerza de las contracciones cardíacas.

INDICACIONES

Frecuencia cardíaca del bebé sigue por debajo de 60 lpm luego de:
• Al menos 30 segundos de VPP que insufla los pulmones (mueve el pecho)
• Otros 60 segundos de compresiones torácicas coordinadas con VPP usando oxígeno al 100 %

CONCENTRACIÓN

La adrenalina se encuentra disponible den 2 concentraciones. Solamente se puede usar la preparación de 1 : 10, 000 ( 0.1 mg/ ml) en la reanimación neonatal.

VÍA Y DOSIS

Se administra rápidamente, lo más veloz posible.

EXPANSOR DE VOLUMEN

• Solución Salina NaCL 0.9% vía IV o Intraóseo
• Durante 5 – 10 minutos Considerarse en caso de hipovolemia, que requiera sustitución volumétrica por anemia fetal grave.

ALGORITMO DE REANIMACIÓN NEONATAL


COMPLEMENTA TU ESTUDIO


Bibliografía
Weiner GM, ed: Textbook of Neonatal Resuscitation, ed. 7. Elk Grove Village, American Academy of Pediatrics and the American heart Association, 2016.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *