LEPRA

última revisión 16/07/2021

EPIDEMIOLOGÍA

La Poliquimioterapia iniciada en México en 1990, que garantiza la curación, ha reducido el número de casos infectantes y la frecuencia de discapacidades, con ello se han modificado los conceptos de incurabilidad y contagiosidad de la enfermedad. La vía de transmisión es incierta. El contacto directo piel con piel no es considerado en general una vía de transmisión importante y el riesgo de contagio en un conviviente familiar es del 10% como máximo.

MANIFESTACIONES CLÍNICAS

  • El período de incubación puede variar entre 2 y 40 años.
  • Lepra tuberculoide: la lesión característica son las máculas hipocrómicas sin sensibilidad (anestésicas).
  • Lepra lepromatosa. Se caracteriza por abundantes lesiones cutáneas de distribución simétrica (nódulos, placas, infiltración cutánea difusa).
Pérdida del tercio distal de las cejas en paciente con lepra.
  TUBERCULOIDE LEPROMATOSA
RESPUESTA INMUNE CELULAR Buena  → Mistuda +, baciloscopía -, contagio – Mala  → Mitsuda -, baciloscopía +++, contagio+
CLÍNICA •Cutánea (máculas HIPOCRÓMICAS)
•Nerviosa
•≥6 lesiones cutáneas
•Madarosis
•Facies leonina (lepromas)
•Mutilaciones y deformidades → NARIZ EN SILLA DE MONTAR
•Fenómeno de Lucio
•Visceral (no SNC ni pulmón)
•Hipergammaglobulinemia
TRATAMIENTO Dapsona + Rifampicina 6-12 meses Dapsona + Rifampicina + clofazimina 1-2 años

COMPLICACIONES

Reacciones leprosas: las reacciones leprosas son los episodios agudos que aparecen o se intercalan en el curso crónico habitual de la enfermedad.

  • Las reacciones tipo 1 ocurren en pacientes con formas borderline de lepra, pero no en pacientes con formas polares. Se presenta en los primeros meses de terapia en los casos BT, consiste en una agudización de las lesiones preexistentes y neuropatía. debido a la inestabilidad de la inmunidad celular, si aumenta va al polo tuberculoide (reacción de reversa, consiste en la agudización de las lesiones); si disminuye, progresa al polo lepromatoso (reacción de degradación, consiste en la agudización y aparición de nuevas lesiones).
  • Las reacciones tipo 2 (síndrome febril, cefalea, malestar general, artralgias y neuritis de varios nervios, tod este cuadro acompañado por alguno de los tres síndromes cutáneos: eritema nudoso, eritema polimorfo o eritema necrosante.) ocurren exclusivamente en pacientes con lepra lepromatosa.
  • El FENÓMENO DE LUCIO se ve exclusivamente en pacientes del Caribe y México con la forma de lepra lepromatosa denominada lepromatosis difusa. Se cree que es debido a depósito de inmunocomplejos. Se caracteriza por múltiples úlceras cutáneas que, cuando se generalizan, pueden causar la muerte.

Neuropatía: el nervio más frecuentemente afectado es el cubital. La ulceración plantar es frecuente. La pérdida de la parte distal de los dedos en la lepra es consecuencia de la in sensibilidad, traumatismos, infección secundaria y, en pacientes lepromatosos, un proceso osteolítico mal comprendido.

Nasales: destrucción del cartílago con deformidad en silla de montar.

Oculares: lagoftalmos, úlceras corneales (por insensibili dad), uveítis, cataratas, glaucoma. La lepra es una causa principal de ceguera en el tercer mundo

Testiculares: orquitis. Infertilidad

Tratamiento de los estados reaccionales

DIAGNÓSTICO

El diagnóstico se confirma mediante baciloscopia (tinciones de Ziehl-Nielsen, Kinyoun) en muestras obtenidas por raspado en lugares donde hay abundancia de bacilos (narinas, lóbulo de la oreja, nervios). También se puede realizar PCR de M. leprae en las muestras de biopsia. La prueba cutánea de Mitsuda (intradermorreacción con lepromina) es positiva en la lepra tuberculoide. Mycobacterium leprae, igual que Treponema pallidum, no puede cultivarse in vitro.

Sospecha

Lesiones dermatológicas única o múltiples como:

  • Mancha hipopigmentada, rojiza o cobriza,
  • Nódulos,
  • Placas infiltradas, o
  • Infiltración difusa.
  • Lesiones neurológicas como:
  • Engrosamiento de troncos nerviosos periféricos,
  • Alteraciones en la sensibilidad (hiperestesia, hipoestesia o anestesia),
  • Alteraciones motoras (pérdida de la fuerza o parálisis).

Diagnóstico del caso

Para el diagnóstico de la lepra, se deben realizar los siguientes estudios: clínico, baciloscópico (frotis del lóbulo de la oreja, de una lesión cutánea y, cuando se considere necesario, de la mucosa nasal), histopatológico, leprominorreacción y epidemiológico

La LEPROMINORREACIÓN se debe realizar para la clasificación de casos dimorfos e indeterminados y tomar la decisión del tipo de tratamiento que requieren; esta prueba intradérmica indica el estado inmunológico de una persona y el polo al que se definirán

TRATAMIENTO Y PRONÓSTICO

Las lesiones cutáneas mejoran rápidamente y desaparecen en unos pocos años. La neuropatía periférica puede mejorar algo, pero suele ser irreversible.

Los fármacos que se deben utilizar en el tratamiento de la lepra se denominan de primera línea y son RIFAMPICINA, CLOFAZIMINAy DAPSONA.

Los fármacos que se deben utilizar en casos con persistencia de lesiones después del retratamiento para lepra se denominan de segunda línea y son OFLOXACINA o MINOCICLINA.

Multibacilares

12 dosis mensuales supervisadas de rifampicina, clofazimina y dapsona y 324 dosis autoadministradas una cada día de clofazimina y dapsona

Paucibacilares

Mínimo 6 dosis mensuales supervisadas de rifampicina y dapsona y 162 dosis autoadministradas, una cada día o hasta la desaparición de las lesiones dermatológicas

10 a 25 mg diarios de prednisona durante uno o dos meses, bajo estricto control médico si existe afectación neurológica

Refractarios

DEFINICIONES IMPORTANTES DE INFECCIÓN POR LEPRA

  • Abandono de tratamiento, a la interrupción del esquema de Poliquimioterapia multibacilar durante 12 meses consecutivos o del paucibacilar durante 3 meses consecutivos
  • Caso confirmado de lepra, al caso probable con baciloscopia positiva, si fuera negativa, con evidencia epidemiológica y resultado histopatológico compatible con lepra
  • Caso refractario, es el caso multibacilar que al cumplir un retratamiento, persisten los signos clínicos o baciloscopia positiva.
  • Curado clínicamente, al caso de lepra que ha concluido su esquema de Poliquimioterapia, en el que desaparecen signos y síntomas y en el estudio histopatológico no se encuentran granulomas ni infiltrados. En casos multibacilares se requiere baciloscopia negativa o positiva con Indice morfológico que indique que no hay bacilos viables.
  • Paucibacilar, al caso de lepra con baciloscopia negativa o con escasos bacilos.
  • Multibacilar, al caso de lepra con baciloscopia positiva.

COMPLEMENTA TU ESTUDIO


Bibliografía
Manual de medicina AMIR 12 edición. Manual de Infecciosas y Microbiología

Norma Oficial Mexicana NOM-027-SSA2-2007 Para la prevención y control de la lepra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *