PRUEBAS DE DIAGNÓSTICO

Para obtener la información necesaria se deben tomar dos conjuntos de pacientes: enfermos (positivos al estándar de oro) y sanos (negativos al estándar de oro). Cuando se les aplique el medio de diagnóstico que se quiere probar, habrá quienes den positivo y quiénes no. Lo mismo ocurrirá con pacientes sanos. Si se ordenan los resultados en una tabla tetragórica o de contingencia de 2 x 2, quedarán de la siguiente manera:

Verdaderos positivos (VP), Falsos positivos (FP), Falsos negativos (FN), Verdaderos negativos (VN)

El casillero de verdaderos positivos indica el número de casos que dieron positivos con ambos medios de diagnóstico. El casillero de Falsos Positivos nos indica cuántos dieron positivo a la prueba diagnóstica nueva,pero negativos al estándar de oro. En el casillero de Falsos Negativos se inscribe el número de casos que dieron negativos al medio de diagnóstico nuevo, pero que eran positivos al estándar de oro. Por último, está el casillero de verdaderos negativos que indica el número de casos que dieron negativos con ambos.

La utilidad del nuevo medio diagnóstico se evalúa a través de la estimación de: sensibilidad, especificidad y valores predictivos (negativos y positivos). La definición de cada uno de ellos es la siguiente:

Sensibilidad

Se define como la capacidad de una prueba para detectar a los PACIENTES ENFERMOS Se calcula mediante la ecuación VP / (VP + FN). El resultado es un valor entre 0 y 1. Por ejemplo puede ser 0.56, 0.98, 0.75, etcétera. Multiplicando ese valor por 100 también se puede expresar como porcentaje. Así, 0.56 equivale a un 56%, etc. Este mismo razonamiento se puede aplicar a los otros valores de cribaje. LAS PRUEBAS DE SENSIBILIDAD SON ÚTILES COMO TAMIZAJE (por ejemplo, ELISA en VIH).

Especificidad

Es la capacidad de una prueba para detectar a los PACIENTES SANOS Se calcula con la ecuación VN / (VN + FP). Las pruebas de alta especificidad son útiles para CONFIRMAR UN DIAGNÓSTICO que se considera, probable ya que rara vez son positivas si no existe enfermedad, es decir, proporcionan pocos resultados falsos positivos. Las pruebas específicas son útiles cuando su resultado es positivo. Lo deseable es disponer de una prueba que sea al mismo tiempo muy sensible y específica (>90%), pero esto habitualmente no ocurre.

VALORES PREDICTIVOS

  • Valor predictivo positivo (VPP): Probabilidad de tener la enfermedad cuando el resultado de la prueba es positivo. Se calcula VP / (VP + FP).
  • Valor Predictivo Negativo (VPN): Probabilidad de no tener la enfermedad cuando el resultado de la prueba es negativo. Se calcula VN / (VN + FN).

Conviene recordar que esta comparación entre el nuevo medio de diagnóstico y el estándar es el primer paso hacia la validación del nuevo método de diagnóstico y no el último. Este primer paso consiste en establecer primero que el nuevo método diagnóstico es al menos tan efectivo como el estándar de oro. Si es así, se puede aplicar a la práctica. Si en un futuro, y con el uso, se descubre que el nuevo medio diagnóstico permite realizar predicciones más precisas que las que se lograban con el anterior, entonces se eleva a la categoría de «estándar de oro» hasta que aparezca otro que lo suplante.

Ejemplo

El siguiente cuadro muestra un ejemplo de la evaluación del hallazgo de un soplo sistólico regurgitante paraesternal derecho como signo físico de insuficiencia tricuspídea en pacientes con hipertensión pulmonar (n = 100 pacientes con hipertensión pulmonar).

  • Sensibilidad = VP / (VP + FN) = 64 4- 80 = 0.80 = 80%.
  • Especificidad = VN / (FP + VN) = 16 -f 20 = 0.80 = 80%.
  • Valor predictivo positivo = VP / (VP + FP) = 64 -r 68 = 0.94 = 94%.
  • Valor predictivo negativo = VN / (VN + FN) = 16 -r 32 =0.50 = 50%.

Cómo se elige un método diagnóstico

Según lo dicho para diagnosticar «enfermedad» conviene tener un medio diagnóstico con alta sensibilidad, y si se quiere diagnosticar «sanos»,entonces conviene uno con alta especificidad. Si la sensibilidad y/o la especificidad de un cierto procedimiento son altas, entonces se acepta emplearlo para diagnosticar. Pero si el porcentaje de falsos positivos o negativos es muy elevado, es mejor usar otro. A veces se cambia por otro mejor, por ejemplo, utilizando una TAC en vez de una radiografía simple en el caso de hemorragias intracraneales. Otras veces se combina con otro, para que entre los dos el margen de error sea menor. Por ejemplo, cuando se usa una serie de pruebas o «batería» de pruebas para llegar al diagnóstico de infección por virus del VIH (ELISA y Western blot).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *