RUPTURA UTERINA

última revisión 21/07/2021

La rotura del útero gestante es una de las complicaciones más graves que pueden ocurrir en el curso del parto. Su incidencia es baja: del 0.2 al 1.5 % en mujeres con trabajo de parto después de una incisión transversa en el segmento inferior uterino y del 1-1.6% en mujeres con una incisión vertical en el segmento inferior, el riesgo es del 4-9% con una incisión en T. La ruptura uterina puede ser completa o incompleta (peritoneo intacto y a veces también cavidad amniótica). El límite superior del segmento inferior, distendido al máximo antes de la rotura, se palpa como un anillo constituido por el cuerpo uterino grueso y contraído (anillo de retracción de Bandl).

Etiología

Las principales causas de rotura uterina se exponen a continuación.

  • Cicatriz de un parto anterior con cesárea clásica en el cuerpo uterino (4-9%) o en forma de T invertida (DESACONSEJA LA PRUEBA DE TRABAJO DE PARTO) (4-9%)
  • Inducción con prostaglandinas E2, E1 (de preferencia evitar en Px con cesárea previa)
  • Alteraciones de la pared uterina: operaciones (mioma, metroplastias, reimplantación de tuba ovárica, Asherman…)
  • Inserción anormal de la placenta
  • Embarazo implantado en un cuerno uterino con paredes debilitadas.
  • Adenomiosis pronunciada, miomas degenerados, enfermedad trofoblástica.

📌 Cesárea a toda embarazada con periodo intergenésico <12 meses (Segun GPC), según NOM el periodo intergenésico debe ser <2 años. También, paciente con 1 cesárea CLÁSICA = cesárea

📌 La inducción del Trabajo de parto con sonda Foley es segura en Px con antecedentes de cicatriz uterina. También considerar amniotomía

Rotura espontánea: La rotura se produce por dificultad o imposibilidad en la progresión del parto. (dimensiones de la pelvis reducidas, diámetros de la presentación aumentados y por tumores previos). Ante esta situación, el útero aumenta su actividad contráctil, se incrementa la intensidad o la frecuencia de las contracciones = hiperdistensión progresiva del segmento inferior del útero.

Traumatismos: Externos (accidentes o agresiones son poco frecuentes, el útero rara vez se lesiona en estas circunstancias). Internos (maniobras obstétricas [versión externa, versión interna, extracción podálica, fórceps, desprendimiento manual de la placenta, Kristeller]

📌 La maniobra Kristeller está proscrita SIEMPRE, Nunca la hagas, por favor.

Diagnóstico

TRIADA CLÁSICA: DOLOR, SANGRADO TRANSVAGINAL Y ANORMALIDADES DE LA FCF (se presenta en <10% de los casos)

Otros:

  • Cese de las contracciones uterinas
  • Palpación abdominal del feto
  • Modificación de la presentación: Elevación de la presentación, e incluso cambio de presentación, que era anteriormente cefálica, y se palpa un hombro.

El hallazgo más consistente en la ruptura uterina es un RCTG ANORMAL, por lo tanto, ante una mujer con factores de riesgo + anormalidades en RCTG o la leve sospecha de ruptura uterina indican CESÁREA URGENTE

Síntomas y signos de amenaza de rotura uterina:

  • Dolor localizado en el hipogastrio (segmento inferior del útero, incluso en las pausas intercontráctiles) + alteración emocional
  • Elevación del anillo de Bandl por encima de 4 cm de la sínfisis del pubis
  • Palpación de los ligamentos redondos, tensos, duros y dolorosos a los lados del útero, entre el fondo uterino y la profundidad de la pelvis.
  • Aumento de las contracciones uterinas, hiperdinámica.

El diagnóstico de certeza se hace a través de la cesárea o laparotomía postparto

Tratamiento

  • CESÁREA URGENTE
  • Manejo del estado hemodinámico (Canalizar doble vía, reposición con cristaloides…)

Pronóstico

  • El 60% de los casos de encefalopatía hipóxico isquémica son secundarios a Ruptura uterina
  • Aproximadamente el 6% de los casos resultarán en muerte perinatal. Para embarazos de término se reporta <3% de muerte

Anexos


COMPLEMENTA TU ESTUDIO


Bibliografía
González-Merlo J, Fabre E, Laílla J.M., González E. González-Merlo. Obstetricia, 7ª ed.: Elsevier; 2018.

Prevención, diagnóstico y manejo oportuno de la ruptura uterina en los tres niveles de atención. Guía de evidencia y recomendaciones: Guía de práctica clínica. México. CENETEC: 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *