CATARATAS

Opacidad del cristalino conlleve o no una reducción de la agudeza visual. La mayoría de las veces originan una disminución mayor o menor de la visión en función de su grado y localización. Pueden aparecer en cualquier momento de la vida, incluso en recién nacidos y jóvenes, pero lo más frecuente es que afecten a personas de edad avanzada.

ETIOPATOGENIA

Estadios evolutivos

  • Inmadura o incipiente: en ocasiones pasa agua masivamente a la catarata aumentando de tamaño y estrechando la cámara anterior lo que puede provocar glaucoma agudo
  • Mdura: todo el cristalino opaco, color blanco nacarado
  • Hipermadura: se puede producir licuefacción de las fibras del córtex (queda el núcleo flotando en la cápsula [Catarata de Morgagni]). Se puede complicar con glaucoma facolítico ➜ material cristaliniano en cámara anterior, lo que obstruye la malla trabecular.

CATARATAS ADQUIRIDAS

Las más frecuentes: 99% de los casos

Seniles: A partir de los 50-55 años.Aumenta con la edad. Se observa en el 75% de los >65 años

  • Subcapsular anterior o posterior: Afectan a las fibras más próximas a la cápsula (anterior o posterior), limitan la visión de manera importante (empiezan en el centro del eje óptico)
  • Cortical: Es el TIPO MÁS FRECUENTE de opacidad en el cristalino Las fibras que se encuentran afectadas son las de la corteza anterior, posterior o ecuatorial ➜ opacidades en forma de cuña o de radios de rueda. Limitan poco la visión (localización periférica). se acompañan de FOTOFOBIA. Su evolución es lenta
  • Catarata nuclear: Afectan al núcleo del cristalino ➜ coloración amarillenta en las formas iniciales y marrón o casi negra en las más avanzadas (catarata brunescente o nigra)

Secundaria a traumatismos ➜ catarata en roseta (forma de flor)

Secundaria a Enfermedades sitémicas:

  • Diabetes (por aumento del contenido hídrico por acción del sorbitol) se caracteriza por opacidades radiales en forma de copos de nieve.
  • Distrofia miotónica
  • Dermatitis atópica

Secundarias a fármacos y tóxicos: Corticoides (administración prolongada), mióticos, clorpromacina, busulfán, alopurinol, intoxicación por talio, plata, mercurio, hierro, cobre.

Secundaria a enf.oculares: uveítis, glaucoma agudo, alta miopía, tumores intraoculares, desprendimiento de retina, distrofias hereditarias de la retina.

CATARATAS CONGÉNITAS

Alteraciones del desarrollo del cristalino, rubéola, toxoplasmosis, CMV, Def de vit A, triptófano, ácido fólico, Vit B12. Tratamientos con corticoides, exposición a radiación ionizante, secundarias a enfermedades (síndrome de Down, galactosemia, persistencia hiperplásica del vítreo primario, aniridia, hipoparatiroidismo)

Si la catarata es importante y se considera que está produciendo una pérdida importante de visión, es fundamental realizar cuanto antes la intervención quirúrgica para EVITAR UNA AMBLIOPÍA por deprivación visual, puesto que la fijación retiniana y las respuestas corticales visuales se desarrollan en los primeros meses de vida.

CLÍNICA

Visión borrosa, disminución de la AV (a medida que progresa), fotofobia y/o deslumbramientos. En ocasiones se ve alterada la percepción de los colores y pueden producir diplopía monocular.Es frecuente que, en especial en cataratas nucleares, el ojo se «miopice», permitiendo a los pacientes leer sin gafas cuando antes eso les resultaba imposible.

Factores de riesgo para el desarrollo de catarata complicada en el adulto mayor:

  • Opacidad corneal o con conteo endotelial bajo
  • Hendidura palpebral pequeña con frente prominente
  • Catarata nuclear brunescente densa
  • Hipermetropía o miopía altas
  • Pupila miótica
  • Indicación de cirugía citrorretiniana
  • Trabeculectomía, cirugía refractiva, vitrectomía vía pars plana, queratoplastia o retinopexia previas
  • Catarata polar posterior
  • Sinequias posteriores
  • Nanoftalmos
  • Cámara anterior poco profunda
  • Catarata antumescente o hipermadura
  • Laxitud o dehiscencia zonular (pseudoexfoliación, facodonesis)
  • Distrofia endotelial Fuchs
  • Retinopatía hipóxica o antecedente de retinopatía del prematuro
  • Rubeosis iridis
  • Glaucoma
  • Trauma ocular previo
  • Uveitis
  • Catarata en ojo único

DIAGNÓSTICO

El diagnóstico se realiza mediante la observación directa del cristalino con el oftalmoscopio (la cual debe realizarse en pacientes a partir de los 40 años con factores de riesgo y a partir de los 50 años en pacientes en general); el uso de midriáticos como fenilefrina se contraindica en caso de hipertensión arterial sistémica (tropicamida es una alternativa aceptada). La evaluación clínica debe incluir la valoración de la agudeza y capacidad visual, de la refracción y de la presión intraocular y la realización de una biomicroscopia.

Los estudios complementarios incluyen:

  • Microscopía especular y paquimetría: antecedente de enfermedad corneal.
  • Ultrasonografía modo B: en caso de catarata total.
  • Biometría por coherencia óptica o ultrasonografía de inmersión: determinación de la longitud axial.

TRATAMIENTO

El tratamiento conservador incluye la prescripción de gafas apropiadas con tintes que logren mejoría visual, control metabólico y suspensión del uso de esferoides, tabaco y alcohol. El tratamiento quirúrgico (facoemulsificación con colocación de lente intraocular) está indicado en pacientes en los que la corrección del deterioro visual no mejora adecuadamente con la graduación óptica y es directamente atribuible a la opacificación del cristalino y se reduce la función visual del paciente, a nivel que interfiere con sus actividades diarias. Una vez retirada la catarata, se debe reemplazar el cristalino con la colocación de un lente intraocular. El manejo post quirúrgico se hace mediante la administración de quinolona oftálmica más un AINE por vía oftálmica u oral. El uso de antibióticos sistémicos no está indicado.

La intervención de ambos ojos en el mismo tiempo quirúrgico puede realizarse bajo las siguientes circunstancias:

  • Requerimiento de anestesia general.
  • Dificultad en el acceso a los servicios de salud para la cirugía y
  • el seguimiento (requerimiento de viajes).
  • Deterioro de las condiciones generales de salud que no
  • permitirían la tolerancia a 2 eventos quirúrgicos (comórbidos
  • sistémicos).

Contraindicaciones de la cirugía de catarata

Absolutas

  • Falta de la carta de consentimiento bajo Información
  • Rechazo del paciente
  • Ceguera (incapacidad de percibir la luz)

Relativas

  • Ausencia de compromiso en la calidad de vida
  • Imposibilidad de llevar el seguimiento posquirúrgico
  • Problemas médicos sistémicos que imposibiliten la cirugía
  • Infección conjuntival o palpebral concurrente (sólo requiere el diferimiento)

COMPLEMENTA TU ESTUDIO


Bibliografía
Julián GF, Manual de oftalmología. 1 edición. Barcelona, Elsevier: 2012

Sergio-Emilio PM. Manual de preparación para el Examen Nacional de Residencias Médicas. 9na edición; Cd de México. Cuso Dr Prieto: 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *