OSTEOARTROSIS

última revisión 02/08/2021

DEFINICIÓN

Es un desorden de las articulaciones diartrodias caracterizado clínicamente por dolor y limitaciones funcionales, radiográficamente por osteofitos y estrechamiento del espacio articular, e histopatológicamente por alteraciones en la integridad del cartílago y hueso subcondral. Los hallazgos radiológicos se correlacionan pobremente con las manifestaciones clínicas. El patrón de involucramiento articular es sensiblemente afectado por la edad, el género, el daño articular previo y la historia ocupacional; se agregan factores raciales y genéticos y circunstancias modificables como el sobrepeso, actividades repetitivas de alto impacto, tabaquismo y osteoporosis.

EPIDEMIOLOGÍA

  • La prevalencia de OA en población adulta en México se estima es de 10.5%
  • Alrededor del 85% de la población mayor de 65 años de edad presenta evidencia radiológica de Osteartrosis en más de una articulación.
  • El 33% de los adultos mayores de 60 años de edad presenta datos radiológicos de OA de rodilla
  • 10-30% de pacientes con OA de rodilla presenta dolor intenso y limitación funcional que puede condicionar discapacidad.
  • 30% de las personas que oscilan entre 45 y 65 años de edad y 80% de los mayores de 80 años, presentan OA que afecta al menos una articulación.
  • Predominio en el sexo femenino(11.7%) y 8.71% del sexo masculino con variaciones importantes de acuerdo a las diferentes regiones del país:
    • Chihuahua 20.5%, Nuevo León 16.3%, Distrito Federal 12.8%, Yucatán 6.7% y Sinaloa 2.5%; en relación a la prevalencia mundial donde la osteoartrosis de rodilla asciende a 23.9%

Factores de riesgo

Se pueden clasificar en:

  • Modificables
    • Sobrecarga articular
    • Obesidad (probablemente el de asociación más fuerte para el desarrollo de artrosis)
  • Parcialmente modificables
    • Trauma mayor
    • Defectos propioceptivos
    • Atrofia de Cuádriceps
    • Enfermedad inflamatoria articular
  • No modificables
    • >65 años
    • Sexo femenino
    • Raza
    • Trastornos endócrinos o metabólicos
    • Factores genéticos
    • Trastornos congénitos o del desarrollo

PATOGENIA

La base patológica del padecimiento es la pérdida del cartílago hialino articular, presente en forma focal e, inicialmente, no uniforme. Esto se acompaña por el aumento de grosor y esclerosis del hueso subcondral, crecimiento de osteofitos en el margen articular, estrechamiento de la cápsula articular, sinovitis leve en varias articulaciones y debilidad de los músculos adyacentes a la articulación. El sinovio y los condrocitos estimulan numerosos factores de crecimiento y citocinas, entre los que destaca IL-β, que estimula la producción de proteasas y suprime la síntesis de matriz cartilaginosa. En las etapas iniciales de la respuesta de la matriz al daño y la respuesta normal a la carga, el efecto del estímulo de las citocinas debería ser el recambio de la matriz, pero el exceso de IL-1β lleva a un proceso de degradación matricial. Después de un daño al cartílago los condrocitos entran en mitosis y agrupamiento; mientras la actividad metabólica de estos grupos de condrocitos es alta, el efecto neto de esta actividad es promover la depleción de proteoglucanos en la matriz que rodea los condrocitos. Al desarrollarse la enfermedad se daña el colágeno de la matriz, las cargas de proteoglucanos quedan expuestas y el cartílago se edematiza por la atracción iónica de moléculas de agua que alejan entre sí a las moléculas de proteoglucanos. La falta de aproximación de los proteoglucanos en el cartílago dañado hace que este pierda la capacidad de reconfigurarse después de una carga mecánica, haciéndose vulnerable al daño. Finalmente, los condrocitos del nivel basal del cartílago entran en apoptosis.

SE CLASIFICA EN:

  • Idiopática
  • Secundaria: traumatismo, patología congénita, alteraciones endócrinas (acromegalia, hiperparatiroidismo, DM, obesidad, hipotiroidismo), artropatía de Charcot, necrosis avascular, Enfermedad de Paget, artropatías seronegativas, AR

CLÍNICA

Los estadios iniciales son silentes, siendo posiblemente de naturaleza heterogénea los factores o sucesos que la hacen clínicamente aparente, al provocar cambios en el sinovio, hueso y estructuras de soporte adyacentes que producen dolor (el síntoma predominante), involucrando inicialmente una articulación y con otras presentando molestias subsecuentemente.

El dolor es agravado por el uso de las articulaciones involucradas, puede irradiarse y referirse a estructuras circundantes y, en las etapas iniciales, es aliviado por el descanso. Con la evolución de la enfermedad aparecen sensibilidad local, crepitaciones, limitación del rango de movimiento, edema, inestabilidad articular, deformidad y subluxación. En muchos pacientes la enfermedad se estabiliza, e incluso puede haber mejoría real en algunos de ellos.

  • Mano: Neoformaciones óseas en las articulaciones interfalángicas distales (nodulos HEBERDEN, Más frecuente en mujeres y >45 años) y proximales (nodulos BOUCHARD) que provocan desviación lateral y flexora de las articulaciones; la osteoartrosis erosiva se relaciona con episodios repetitivos de sintomatología aguda, mostrando tendencia a la anquilosis.
  • Rodilla: Marcha dolorosa, deformidad en varo o valgo, rigidez matutina <30 minutos y derrames usualmente pequeños y sin hipertermia local.
  • Cadera: dolor usualmente irradiado a la ingle, pérdida de la rotación interna con limitación funcional progresiva y acortamiento de la extremidad. Es una de las formas MÁS INCAPACITANTES
  • Pie: Edema y deformidad de la primera articulación metatarsofalángica con progresión a hallux rigidus.
  • Columna: Dolor localizado con irritación o atrapamiento de estructuras nerviosas (debilidad muscular, hiporreflexia, parestesia o hipoestesia) o vasculares (insuficiencia de la circulación posterior). Más en columna cervical (C5-C6) y lumbar (L4-L5 y L5-S1).
  • Osteoartrosis generalizada primaria: Aparece más frecuentemente en MUJERES, afectando ≥3 articulaciones o grupos articulares, usualmente las interfalángicas proximales y distales de la mano, la rodilla y la columna. Fuerte componente GENÉTICO

La GPC indica que, en caso de osteoartrosis y derrame sinovial MONOARTICULAR debe obtenerse líquido sinovial para su conteo celular total y diferencial, tinción de gram, cultivo con antibiograma y búsqueda de cristales. Por su parte, la indicación de obtener estudios radiológicos depende de los siguientes hallazgos.

  • Presencia de derrame sinovial.
  • Pérdida del rango de movimiento en ausencia de condiciones patológicas prexistentes.
  • Dolor articular severo.
  • Dolor articular que no es justificado por lesión ligamentaria o bursitis después de la exploración física.
  • Respuesta nula o precaria al tratamiento conservador.
  • Pacientes referidos para su valoración por Reumatología y Ortopedia.

DIAGNÓSTICO

Está basado en la CLÍNICA Y HALLAZGOS RADIOLÓGICOS. En la radiografía, lo más precoz es el pinzamiento de la línea articular; otros hallazgos son el aumento de la remodelación (esclerosis subcondral y osteofitos), quistes o geodas subcondrales y deformidad articular. No hay correlación entre la intensidad de los síntomas y el grado de alteración radiográfica. Encontramos un líquido sinovial de características mecánicas. A nivel analítico: VSG normal y FR negativo

Los hallazgos patognomónicos de la osteoartrosis son la presencia de OSTEOFITOS en los márgenes de las articulaciones involucradas, estrechamiento del espacio articular con áreas de adelgazamiento o pérdida del cartílago y evidencia de una marcada reacción ósea con esclerosis subcondral y quistes óseos. Algunos pacientes pueden carecer de ≥1 de estos hallazgos.

TRATAMIENTO

El tratamiento se centra en el control de síntomas:
• Terapia física (PRIMERA LÍNEA DE MANEJO): Ejercicios (evitan la atrofia muscular, se prefieren los isométricos), aplicación de frío y calor, estimulación eléctrica nerviosa transcutánea y uso de bastón y calzado acojinado.
Rehabilitación en la fase aguda: crioterapia dentro de las primeras 48 horas para el control de la inflamación y el manejo del dolor.
El ACR recomienda condicionalmente el uso de plantillas con cuña medial en artrosis del compartimento lateral o bien plantillas con cuña subtalar o subastragalina en artrosis del compartimiento medial
• Terapia médica: Paracetamol, celecoxib, nutricéuticos (GLUCOSAMINA Y CONDROITINA orales; la GPC indica que ayudan en la disminución del dolor y la mejoría funcional sin llevar a la regeneración del cartílago), opioides, infiltración articular con corticoides o hialuronato (viscosuplementación), capsaicina (inhibidor de la sustancia P).
• Terapia quirúrgica: Prótesis articulares (para >55 años o quienes tienen síntomas refractarios), osteotomía, remoción de cuerpos flotantes mediante cirugía artroscópica, lavados artroscópicos.

Para la disminución del dolor y evitar la progresión del daño articular se recomienda:

  • Lograr un índice de masa corporal <25
  • Hacer cambios en las actividades de la vida diaria (aumento en el consumo de PASOS DARIOS)
  • Cambios en los hábitos alimenticios
  • Incorporación a un programa de ejercicio físico
  • Enseñanza de HIGIENE POSTURAL para disminuir el estrés y la sobrecarga articular
  • Informar al paciente sobre las actividades deportivas que puede realizar
  • Si se requiere informar y proporcionar entrenamiento para el uso adecuado de órtesis y auxiliares de la marcha.

Clasificación radiográfica del Kellgren-Lawrence modificada para la severidad de la osteoartritis de la rodilla (incluida en la GPC)

GRADO ORIGINAL MODIFICADA
0 Ningún signo de osteoartritis Ningún signo de osteoartritis
I Disminución dudosa del espacio articular y posible osteofito Osteofito dudoso
II Osteofito definido y estrechamiento posible del espacio articular Osteofito definido
III Osteofito múltiple, moderado y definido, pérdida del espacio articular, alguna esclerosis y posible deformidad de la epífisis ósea Pérdida del espacio articular
IV Osteofitos grandes, pérdida marcada del espacio articular, esclerosis severa y deformidad marcada de las epífisis de los huesos Apariencia de contacto hueso – hueso

ANEXOS


COMPLEMENTA TU ESTUDIO


Bibliografía
Prevención, Diagnóstico y Tratamiento de Rehabilitación en el Paciente Adulto con Osteoartrosis de Rodilla en los Tres Niveles de Atención, México: Instituto Mexicano del Seguro Social; 25 de septiembre de 2014.

Manual de Medicina AMIR 12 ed. Manual de Reumatología

Sergio-Emilio PM. Manual de preparación para el Examen Nacional de Residencias Médicas. 9na edición; Cd de México. Cuso Dr Prieto: 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *