PITIRIASIS VERSICOLOR

DEFINICIÓN

  • Es la micosis superficial más conocida
  • Causada por Malassezia globosa y Malassezia furfur (formas filamentosas = infectantes. Formas levaduriformes = flora habitual)
  • Sinonimias: Tiña versicolor, cromofitosis, manchas hepáticas, dermatomicosis furfuracea, tiña flava, acromia parasitaria, mal de amores y “paño blanco”.

FACTORES DE RIESGO

  • Endógenos: Predisposición familiar, Sudoración excesiva, Enfermedad de Cushing, Malnutrición, Inmunodepresión, Sobrepeso y obesidad, Diabetes mellitus, Embarazo
  • Exógenos: Medio ambiente caluroso y húmedo, Exposición prolongada a la luz solar, Uso de ropa de material sintético, Aplicación tópica de aceites, cremas y lociones en personal susceptibles, Corticoides sistémicos y tópicos, Actividades deportivas Anticonceptivos orales, Terapia inmunodepresora
  • En el recién nacido: Influencias climáticas, Genéticas, Circunstancias anormales que pueden condicionar fungemia por Malassezia sp, Prematurez, Hospitalización, Uso de vendajes oclusivos, Infección sistémica por uso de catéteres

CLÍNICA

3 Variantes clínicas: eritematosas, hipocromiante (más frecuente) e hipercromiante, y ninguna tiene alteración de la sensibilidad de la piel. La pitiriasis versicolor es prácticamente asintomática, ocasionalmente se ha reportado prurito leve, y el motivo de consulta es de orden estético.

Características morfológicas: son placas lenticulares cubiertas de fina escama o furfurácea de bordes irregulares con tendencia a confluir. La topografía es más frecuente en tronco por su cara anterior y posterior, cuello, raíces de extremidades superiores, menos frecuente cara, ingles, piernas y región glútea.

Para hacer diagnóstico diferencial con lepra habrá que realizar la prueba de “pica-toca”.

Variedad hipocrómica
Variedad hipercrómica

DIAGNÓSTICO

CLÍNICO: Basta raspar las lesiones con objeto romo (signo de la uñada) o pegar una tira adhesiva transparente sobre las lesiones y después pegarla a un portaobjetos para ver directamente al  microscopio (con KOH) los blastoconidios con filamentos cortos, lo  que da la conocida imagen de “espagueti con albóndigas”. Se puede corroborar también con Luz de Wood (color verde amarillo o con fluorescencia amarilla oro). El cultivo es innecesario la mayoría de las veces.

Diagnóstico diferencial: Lepra, pitiriasis alba, dermatitis solar hipocromiante, las lesiones hipocrómicas residuales del secundarismo sifilítico (collar de Venus), raras veces con lesiones de vitiglio.

TRATAMIENTO

1ra elección: TÓPICOS

  • Ketoconazol, terbinafina, bifomazol, clotrimazol, crema de óxido nítrico + ácido salicílico, cicloserina

Sistémico cuando el tratamiento tópico tenga pobre respuesta, haya recurrencia, las lesiones sean diseminadas o por preferencia del paciente

  • Itraconazol, fluonazol, ketoconazol

OTROS TÓPICOS: hipoclorito de sodio al 20%, alcohol yodado al 1% (exfoliantes)

Bibliografía
Saul-Amado. Lecciones de dermatología. 16 edición. Cd de México. McGraw Hill: 2015

Prevención, diagnóstico y tratamiento de la pitiriasis en el primer nivel de atención. Referencia Rápida: Guía de Práctica Clínica. MÉXICO: SECRETARÍA DE SALUD.2012

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *